Políticas de garantía

Todas nuestras joyas tienen una garantía de 30 treinta días por defectos de fabricación a partir de la fecha de compra según factura. Los metales tienen garantía vitalicia sin embargo debes tener en cuenta para la garantía que:

  • Todos los metales y minerales están sujetos a cambios en su coloración y apariencia debido al contacto con sustancias químicas, perfumes, cremas, PH de la piel, agua marina y otros. Su brillo y color pueden ser recuperados mediante procesos de restauración y limpieza por nuestro personal experto, recomendamos realizar este proceso por lo menos 1 vez al año o antes si lo considera conveniente contáctese con nosotros para asistencia. Recuerde que sus Joyas son una Inversión y como tal debe cuidar de ellas.
  • RECOMENDACIONES DE CUIDADO
    No exponga la Joya a agentes corrosivos como el: cloro, ácidos, azufre lava volcánica, agentes alcalinos entre otros.
    Evite el contacto de su Joya con sustancias químicas como: Cremas perfumes, lociones corporales aromatizantes, jabones abrasivos, alcoholes, gasolina,
    No exponga sus joyas a temperaturas extremas o llama directa del fuego.
    Almacene cada Joya individualmente, en bolsas separadas suave o en compartimiento separado de su caja de la joyería.
    Guarde su joya en un ambiente fresco y libre de la humedad, ello le permitirá evitar la oxidación.
    Tomar algún medicamento que cambie el PH de su piel puede causar que la joyería cambie su tonalidad y pierda su brillo.
    Lociones, cosméticos, laca pueden afectar el brillo y acabado de su joya.

NO CUBRE el desgaste natural ni los daños originados por mal uso del mismo, tales como:

  • Sumiduras
  • Reventada de cadena o pulsera
  • Ruptura de una piedra
  • Daños originados en la joya por contacto con: sudor, cloro, agua salada, productos químicos, productos de limpieza, maquillaje, agua caliente, perfumes, cremas y lacas
  • Cambio del estado natural de la piedra preciosa o semipreciosa

Las joyas en oro blanco requieren de un mantenimiento periódico (Rodinado) para conservar el brillo y el color. El rodinado con el uso, contacto con cremas, perfumes y jabones tiende a perderse, lo cual no es un defecto de fábrica del producto y por lo tanto no lo cubre la garantía.
Las joyas esmaltadas, las perlas, el coral y la turquesa son especialmente sensibles a los golpes. Las perlas vienen pegadas, por lo cual se recomienda no mojarlas para que el pegante perdure. La garantía no cubre rotura de las piedras, ni despegadas de las perlas.
Las joyas con piedras sufren deterioro del engaste con el uso normal, cuando se golpean o rozan, ocasionando que las piedras se suelten, lo cual no es un defecto del producto y no está cubierto por la garantía.
El tejido de algunos brazaletes y cadenas con el tiempo se estira, sin que esto sea un defecto de fabricación.